sábado, julio 28, 2007

El Diego habla de todo

Esto salió en el diario Olé. Una nota muy interesante sobre la selección, lo que pasó en la Copa América y algo de Basile.

Después del Mundial de Alemania dijiste que estabas cansado de ver fotos de jugadores argentinos llorando. ¿Y ahora, que acabamos de perder la final de la Copa América contra Brasil en Venezuela?
-Yo esta vez no lloré. Brasil nos ganó tan bien que no tuvimos tiempo ni para el llanto. Robinho, el mejor de ellos, no la tocó y nos ganaron 3 a 0... Es cierto, nos metieron un gol enseguida, pero después quedaban 86 minutos para hacer algo y no hicimos nada, apenas un tiro de Román en el palo. Encima ellos no fueron a Venezuela con todos los monstruos. El tema va a ser cuando pongan todo el potencial que tienen. ¿Dónde nos vamos a meter cuando juegue el verdadero Brasil? Y no lo digo sólo por Argentina, ojo. No miremos sólo a la Selección. Miremos a Alemania, Italia, España... Atención.
-¿Qué tiene que pasar para que la Selección sea campeón otra vez?
-No sé. Esta vez llevamos a los mejores jugadores... Habrá que buscar las razones por el lado del amor a la camiseta, de la concentración de los muchachos... Yo no le echo la culpa a nadie, pero en realidad somos culpables todos. Me da la sensación de que no tuvimos respuestas físicas ni anímicas para contrarrestar a Brasil. No sé, será por el primer gol, será porque éramos favoritos...
-Desde afuera pareció que si la final se jugaba sin camisetas lo ganaba Argentina.
-Eso tendrá que verlo la gente que está adentro.
-¿Qué te representa la salida de Roberto Ayala, el capitán?
-Ayala se va porque quiere irse. Ahora, que lo dejen ir es otra cosa... Acá, si lo dejamos ir es porque lo creemos culpable a Ayala. Y él no es ningún culpable, eh. Ahora, si nos quedamos callados, encanamos a uno. Hizo un gol en contra, pero no nos hagamos los vivos. Quizá se retira porque está grande, pero ojo que no hay que demonizarlo.
-¿El Coco Basile no tiene que dejarlo ir?
-(Interrumpe con firmeza) De Basile no hablo... No hablo porque lo vi con Coppola. Y cuando yo lo llamé al Coco y armamos la reunión para que vaya a Boca, no tenía club y no tomaba whisky con Coppola.
-Esa vez le conseguiste técnico a Boca...
-Y Coppola no estaba (responde casi sin escuchar).
-Y a la Selección...
-Entonces yo no voy a hablar más de Basile (remata con tono Maradona).
-¿A Riquelme cómo lo viste durante la Copa América?
-Muy bien, controlando los partidos. Ojalá que Román se quede en Boca. A mí me llamaban por teléfono de España, de todos lados, y me decían "convencelo a Riquelme de venir a éste o a aquel club". Y yo les decía: "No, pará, que lo tengo que convencer para que siga en Boca". Yo lo quiero acá.
-¿Y Messi?
-Leo la rompió. Cada vez que tocaba la pelota, sentía que iba a pasar algo importante... Pero, lamentablemente, se nos rompió el juguete justo en el último partido. Brasil lo marcó muy bien: cada vez que la agarraba, eran tres o cuatro brasileños a la caza de Messi. Y la verdad que no tuvimos respuesta para eso. Pero Messi es un fenómeno, lo demostró y lo va a seguir demostrando. No tiene techo.
-En la concentración, Messi tenía guardada una foto de él cuando era chiquito con tu autógrafo.
-Ja, con Leo nos tenemos mucho respeto. Yo lo quiero mucho. Cuando todos lo cargaban de cosas, yo le hablé, lo descomprimí y me lo agradeció mucho. El tiempo te va dando la razón. Y el tiempo dijo que Messi es un fenómeno y eso no se para con ninguna crítica. El examen es la cancha, y la cancha es de Messi.
-¿Cuando se lo compara con vos te preocupa por él o por vos?
-No me molesta que me comparen, pero cada uno es cada uno. Yo tengo 46 años y Leo tiene 20. Tiene mucho camino por recorrer. Ojalá Messi me supere. Los dos cumpliremos nuestros sueños con la Selección Argentina.
-Vos te pusiste la camiseta de Newell''s, ¿le pediste que se ponga alguna vez la de Boca?
-Nooooooo (larga la carcajada), pero se lo pienso decir. Esa es muy buena, le voy a decir que se ponga la de Boca...
-¿Quién más te gustó de la Copa América?
-Mascherano me emociona. Es un referente de cada compañero. Jamás alguien se va a preguntar "Che, ¿dónde está Mascherano?". Mascherano está donde está la pelota. En un partido creí que lo habían roto, pero es irrompible. Y eso que le dieron en la rodilla, eh. Es muy parecido al Pelado Almeyda, mi amigo. Quizá Mascherano juegue un poco más, pero Almeyda tiene un despliegue increíble, cuando jugaba no se le cagaba a nada.
-¿Te sorprende lo que hizo el pibe Banega, en Boca y en el Sub 20?
-Sí, en el juvenil me gustó mucho. Se planta, le pegan, juega y cuando tiene que pegar él, pega. Se tiene que serenar un poco, pero eso se lo van a dar los partidos.
-Ahora vas a tener el corazón partido en dos: Gago y Saviola contra Messi...
-Sí, tengo el corazón partido. Este año, más que nunca, me gustaría poder ver el Barcelona-Madrid y el Madrid-Barcelona. Ese derby es un espectáculo para ver. A Gago le dije que ellos tenían un muy buen equipo. Pero ojo que el Barcelona, con Henry, se reforzó muy bien.
-¿Vos sos hincha de los jugadores?
-Yo siempre voy a mano de los nuestros. Me importan Messi, Saviola, Gago, todos los que pueden enriquecer al fútbol argentino. Porque quiero que la Selección vuelva a ganar, que no se festeje más cuando se llega a los cuartos de final de un Mundial.

Fuente: ole.com.ar

3 comentarios:

CALIGULA dijo...

Que tiene que pasar para que la Seleccion salga campeon otra vez?
TENGO QUE VOLVER YO.


Saludos.

el Kuko dijo...

lo peor que nos puede pasar es que Maradona nos dirija.

www.ligadelasamericas.net dijo...

yo creo que la oportunidad se le debe dar, sobre todo ahora que esta vivo :D