sábado, junio 30, 2007

Un arranque demoledor

Fue un arranque prometedor, que ilusiona. Pero se dio todo en el segundo tiempo. Argentina no encontraba el rumbo en el primer tiempo, y se encontró con la “sorpresa” tempranera de un penal para Estados Unidos, que Jhonson con un remate excelente, transformó en gol. A pesar del ritmo lento, de que Riquelme no estaba jugando mal pero que tampoco mostraba un nivel tan excelente como en Boca, de que Messi intentaba por la derecha sin darle para nada la razón a todos los que lo tildan de distinto, Argentina llegó al empate tras un centro de Riquelme que, previo remate de Ayala que contuvo el arquero Keller, Crespo aprovechó con el oportunismo propio de un goleador para empatar el partido. Hasta el final de la primera parte el equipo intentó sacar ventaja pero no lo logró, la segunda etapa, fue otra cosa...
La selección entendió que arrancar con una victoria es muy importante, y más teniendo en cuenta que hay solo tres partidos. Completó con un gol de Aimar y otro de Carlitos Tevez… mucho potencial, y muchas ilusiones.

1 comentario:

fernando dijo...

Argentina va a arrasar en esta Copa América. Después de 14 años, los albiceletes volverán a ganar la Copa América. Messi y Riquelme están que se salen.